Congreso: Proponen crear oficina de estudios económicos

24 de Agosto de 2016 | 2:59

Fuente: Andina

El congresista de Peruanos por el Kambio, Alberto de Belaunde, ha presentado una propuesta de resolución legislativa para modificar los artículos 75 y 26 del Reglamento del Congreso e implementar una oficina de estudios económicos. En resumen, este despacho tendría como principal tarea elaborar el análisis costo beneficio de los proyectos de ley presentados en el Parlamento, de tal manera que el Pleno pueda tener, al momento de evaluar las iniciativas, mayores elementos de juicio para su aprobación o denegación.

Según cita el Proyecto de Ley 109/2016-CR, una investigación realizada por Arias-Schreiber, Peña Jumpa y Valdivieso muestra que entre los años 2012 y el 2013, sólo 17 de 178 proyectos de ley que se evaluaron en el Congreso contaban con un análisis costo beneficio que se considerara “aceptable”. Por lo general, la mayoría de análisis en los proyectos parlamentarios contiene la frase “no generará gastos al erario nacional”, lo que no puede calificarse como un verdadero estudio sobre los costos y beneficios a un determinado plazo.

Dentro de la estructura propuesta por Alberto de Belaunde para esta nueva oficina, ésta se propone como un régimen organizacional especial, el cual funcionará como un órgano de asesoría y apoyo administrativo dentro del servicio parlamentario. Asimismo, estaría conformada por un Comité Ejecutivo integrado por tres profesionales seleccionados por concurso público, un Director Ejecutivo, evaluadores en categorías senior y junior y personal administrativo. Cabe mencionar que los tres profesionales recibirían dietas por las sesiones a las que asistan y el Director Ejecutivo se encontraría en servicio permanente.

El proyecto calcula que el costo anual de la oficina rondaría los 54 mil soles. De otro lado, precisa que los informes emitidos por ésta no son vinculantes para la aprobación de la norma, mientras que sí servirían como un aporte importante al debate en el Pleno, es decir, todos los proyectos requerirían del informe técnico antes de debatirse en el Hemiciclo.

 Fuente: El Comercio