Crean régimen temporal para repatriar capitales no declarados

12 de Diciembre de 2016 | 11:08

Fuente: Andina

El Ejecutivo aprobó el Decreto Legislativo 1264 que establece un régimen temporal y sustitutorio del Impuesto a la Renta (IR), el cual permite a los contribuyentes domiciliados en el país declarar y, de ser el caso, repatriar e invertir en el Perú sus rentas no declaradas. La norma  tiene como objetivo la regularización de las obligaciones tributarias, el mismo que entra en vigencia a partir del 1 de enero de 2017.

El artículo 3 de la norma crea un régimen aplicable a aquellos contribuyentes domiciliados en el país que, a la fecha de acogimiento de este Régimen, cuenten con rentas no declaradas generadas hasta el ejercicio gravable 2015. “Este Régimen es aplicable a las rentas gravadas con el IR y que no hubieran sido declaradas o cuyo impuesto correspondiente no hubiera sido objeto de retención o pago” precisa la norma.

Respecto a quienes pueden acogerse al presente régimen, son las personas naturales, sucesiones indivisas y sociedades conyugales que optaron por tributar como tales, que en cualquier ejercicio gravable anterior al 2016 hubieran tenido la condición de domiciliados en el país, de acuerdo con lo establecido en la Ley del IR. Asimismo, se establece que se entenderá por rentas no declaradas a las rentas gravadas que se encuentran dentro del ámbito de aplicación del IR y que a la fecha del acogimiento al Régimen, no hayan sido declaradas o cuyo impuesto correspondiente no hubiera sido objeto de retención o pago. Esto también incluye la renta que se hubiera determinado de haberse aplicado el artículo 52 de la referida Ley sobre la base de incrementos patrimoniales no justificados.

En cuanto a la base imponible, se indica que se encuentra constituida por los ingresos netos percibidos hasta el 31 de diciembre de 2015, que califiquen como renta no declarada conforme al artículo 5, siempre que estén representados en dinero, bienes y/o derechos situados dentro o fuera del país al 31 de diciembre de 2015. Para tal efecto se incluye, el dinero, bienes y/o derechos que al 31 de diciembre de 2015 se hubieran encontrado a nombre de interpósita persona, sociedad o entidad, siempre que a la fecha de acogimiento se encuentren a nombre del sujeto que se acoge a este régimen. Del mismo modo, se incluirán dinero, bienes y/o derechos que hayan sido transferidos a un trust o fideicomiso vigente al 31 de diciembre de 2015, así como los títulos al portador siempre que sea posible identificar al titular a la fecha del acogimiento.

En cuanto al cálculo del Impuesto Sustitutorio, se aplicará la tasa de 10% sobre la base imponible, excepto en la parte equivalente al dinero repatriado e invertido; y 7% sobre la base imponible constituida por dinero en efectivo que se repatrie y reinvierta en el país. Debe entenderse además que la repatriación supone la acreditación del dinero en una cuenta de cualquier empresa del sistema financiero supervisada por la SBS y que podrá realizarse en cualquier momento posterior a la fecha de publicación del Reglamento correspondiente pero antes de presentar la declaración de acogimiento.

La declaración jurada para acogerse al Régimen podrá presentarse hasta el 29 de diciembre de 2017, pudiendo ser sustituida por otra fecha. Una vez vencido el plazo para acogerse al Régimen no se podrán presentar declaraciones rectificatorias.

La SUNAT establecerá mediante Resolución de Superintendencia la forma y condiciones para la presentación de la declaración jurada. Asimismo, se establece que el acogimiento al Régimen no exime de la aplicación de las normas relativas a la prevención y combate de los delitos tales como, de lavado de activos, financiamiento del terrorismo o crimen organizado. Cabe mencionar que este Decreto Legislativo se dio en el marco de las facultades legislativas otorgadas por el Congreso de la República al Ejecutivo.

Clic aquí para lectura completa del Decreto Legislativo 1264

Fuente: RPP