¿Qué sucede cuando se declara el Estado de Emergencia?

18 de Marzo de 2017 | 11:35

Fuente: Forseti

A través del Decreto Supremo N° 027-2017-PCM, publicado el día de hoy, el Gobierno declaró el Estado de Emergencia en 15 distritos de Lima Metropolitana, 3 distritos del Callao y 24 distritos de 7 provincias de Lima, debido a los desastres ocasionados a raíz de las intensas lluvias y huaicos. Dicho Decreto establece que el plazo de la declaratoria es de 45 días calendario a fin de ejecutar medidas y acciones de excepción inmediatas y necesarias de respuesta y rehabilitación que correspondan.

Asimismo, se establece que los gobiernos regionales, provinciales y distritales involucrados ejecutarán medidas y acciones de excepción inmediatas y necesarias destinadas a la respuesta y rehabilitación de las zonas afectadas.

Con esta medida, ya son 811 distritos declarados en emergencia a nivel nacional, los cuales corresponden a 108 provincias en 13 departamentos. Cabe mencionar además que, de acuerdo al último reporte del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), hay 62 fallecidos; 72,115 damnificados y 567,551afectados a nivel nacional.

Al respecto, la primera interrogante que habría que responder es qué significa el Estado de Emergencia, para qué sirve y cuándo se declara. Para ello nos contactamos con Samuel Abad, Socio del Estudio Echecopar, quien nos comentó sobre el alcance de este régimen de excepción y las implicancias de su declaratoria.

¿Qué debemos entender como Estado de Emergencia?

“La norma constitucional regula por lo general situaciones donde no se presentan mayores problemas, a eso se llama situaciones de normalidad, por lo cual en ese contexto se aplican las normas de la constitución y todas las leyes de desarrollo. Pero la realidad es muy distinta y entonces se pueden presentar problemas, y ante ellos hay que adoptar medidas de excepción. Así aparecen los llamados regímenes de excepción o estados de excepción, que están regulados en el artículo 137 de la Constitución, ante situaciones de hecho complicadas, por ejemplo la perturbación de la paz, el orden interno, terrorismo o una catástrofe, que es lo que está ocurriendo, o graves circunstancias que afectan a la nación. Estos supuestos de hecho o presupuestos de excepción, que no ocurren normalmente, permiten que el Presidente declare el Estado de Emergencia. Si se trata de supuestos más graves, que hasta el momento no han ocurrido, como una invasión, una guerra exterior o una guerra civil, ahí se podría declarar el Estado de Sitio.

Entonces, existen dos modalidades, el Estado de Sitio y el Estado de Emergencia. Más grave es el primero que hasta el momento no se declara, pues esas situaciones no se han presentado, (…) pero lo que sí ha ocurrido a lo largo de los años es que, por diversas razones, se ha declarado el Estado de Emergencia, sea porque hay una perturbación del orden interno (…) y ahora debido a las catástrofes naturales. Ese es el supuesto que ahora se menciona, la posibilidad de decretarlo ante supuestos muy graves o de excepción que lo justifiquen.

(..) La Constitución desarrolla algunos supuestos pero hay otras leyes que también los desarrollan con mayor detalle. La Constitución señala que en el Estado de Emergencia, los derechos no desaparecen pero pueden ser restringidos, como lo son la libertad, la inviolabilidad de domicilio o la libertad de tránsito, y en este caso por ejemplo se podría restringir el tránsito a partir del Estado de Emergencia para evitar que las personas vayan a ciertas zonas o que no circulen de un lugar otro porque es bastante riesgoso, etc."

¿Existen otras figuras o mecanismos para afrontar la situación presente antes que declarar el Estado de Emergencia?

“Existen otros dispositivos que regulan las catástrofes concretamente y que establecen todo un procedimiento. Otra norma, como la Ley de Contrataciones, establece que ante situaciones de emergencia o catástrofes, siempre y cuando se hayan declarado como tal, se tendría que contratar directamente con un proveedor.

De otro lado, si bien uno de los supuestos que justifican el Estado de Emergencia es una catástrofe natural, esto también tiene un desarrollo normativo donde se habla, por ejemplo, de un sistema nacional de gestión de riesgos por desastres, que tiene a su vez una vinculación directa con las contrataciones, porque se requerirá rapidez para efectuarlas y eso lo prevé la Ley de Contrataciones cuando dispone que si se declara un Estado de Emergencia, derivado de un acontecimiento catastrófico, puede permitirse que la entidad pública contrate directamente con un proveedor para atender esta situación de emergencia.

Hay que tomar nota además de que el Estado de Emergencia puede ser nacional o puede estar circunscrito a ciertas zonas. Por eso cuando se declara un Estado de Emergencia por un desastre natural, deberá darse todo un procedimiento previo que incluye informes técnicos y evaluaciones que sirven al Presidente para que tome una decisión.

A la fecha, ya hay lugares que, como consecuencia de las lluvias, han sido declarados en Estado de Emergencia, (…) lo que se discute entonces es que se declare el Estado de Emergencia a nivel nacional, y lo que ha dicho el Presidente es que no todo el país atraviesa la misma situación, por lo que tomando en cuenta que dicha declaratoria no es una medida de normalidad, es necesario hacer una evaluación y así decidir si corresponde declararla a ese nivel.”

¿Cuáles serían las desventajas?

“La Ley de Contrataciones con el Estado permite que si se declara un Estado de Emergencia por un acontecimiento catastrófico, las entidades públicas podrán excepcionalmente contratar de forma directa con un proveedor, pero la regla no es esa. Hay una licitación y todo un proceso regulado para ello.

Si se dicta el Estado de Emergencia, cualquier licitación es demasiado lenta y se necesita actuar rápido, pero entonces se crea también un riesgo. Ante la situación de emergencia necesitas una norma que te permita actuar rápido y esa norma es la Ley de Contrataciones, pero eso significa que se haya procedido con la declaratoria y así se pueda contratar directamente.”

¿Estamos listos para un Estado de Emergencia o el contexto que vive nuestro país se presta a irregularidades?

“Cada supuesto es distinto, no todos los estados de emergencia son por las mismas razones. En el caso de Cajamarca, por ejemplo, se declaró por un problema de orden interno. En este caso se debe a una catástrofe, supuesto que lo justifica y permite, pero quien toma la decisión es el Presidente tras una evaluación técnica y claramente se pueden presentar abusos. (…) Honestamente, yo no creo que se justifique una declaración de emergencia a nivel nacional todavía, por lo menos a partir de la información que se tiene, creo que una declaratoria focalizada en la zona donde hay desastres y se requiere atención urgente, sí se justifica.

Hay todo un procedimiento para declarar el Estado de Emergencia, hay una norma que es el Decreto Supremo N° 048-2011 que establece un procedimiento en su artículo 68 (…) Interviene también el INDECI para la evaluación, pero no es que se pueda declarar de inmediato sin ninguna información técnica.

La Ley de Contrataciones con el Estado, en su artículo 27, permite contratar a una entidad directamente siempre y cuando haya un Estado de Emergencia. Pero lamentablemente en el Perú se llevan a cabo contrataciones indebidas que no son eficientes. (…) El problema de fondo es que hay muchos temas estructurales que deben ser evaluados, ubicación de ciudades, diseño, ubicación de asentamientos humanos, entre otros.”