Víctimas de la violencia podrán transferir su derecho de reparación educativa a hijos o nietos

30 de Enero de 2016 | 4:19

Fuente: Andina

Según el Decreto Supremo 001-2016-JUS que modifica el Artículo 18 del Reglamento de la Ley Nº 28592, Ley que crea el Plan Integral de Reparaciones – PIR, los hijos y nietos de las víctimas de la violencia que vivió el país entre 1980 y 2000 ahora podrán acceder al beneficio de reparación en educación en lugar de sus padres. La norma precisa que, además de los dos casos señalados hasta el momento, también accederán a la transferencia de este derecho los beneficiarios individuales que por razón del proceso de violencia tuvieron que interrumpir sus estudios.

Entre las disposiciones más importantes, se ha establecido que los beneficiarios podrán realizar la trasferencia por única vez y solo a un familiar en línea recta descendiente hasta el segundo grado de consanguinidad, a título gratuito y siempre que ambos estén inscritos en el Registro Especial de Beneficiarios de Reparación en Educación a cargo del Consejo de Reparaciones, órgano del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Una vez aceptada e inscrita la transferencia, el derecho no podrá ser transferido nuevamente a una persona distinta.

Con el objetivo de dar prioridad a la necesidad de formación académica para descendientes de las víctimas, el plazo para solicitar la inscripción en el referido Registro Especial vencerá el 31 de diciembre del 2017. A partir de la fecha en la que se logre inscribir, el beneficiario de la transferencia tendrá cinco años para ejercer su derecho a la reparación educativa en las modalidades previstas en el Reglamento de la Ley Nº 28592 tales como otorgamiento de becas, reserva de vacantes en exámenes de admisión en instituciones educativas públicas, exoneración de pagos de matrícula y pensiones, grados y títulos académicos, entre otras.

Cabe mencionar que, hasta la fecha, el Estado ha otorgado más de 1000 becas de educación para las víctimas de la violencia. 

Fuente: El Peruano