Sin exoneración, pero con MILA

Relacionados

Roberto Polo

Roberto Polo

Profesor de Derecho Tributario de la Universidad del Pacífico
Socio de PwC

Desde enero de 2024 nuestro país dejó de contar con un régimen de exoneraciones al Impuesto a la Renta para las ganancias producidas por la venta de títulos en la Bolsa de Valores de Lima (BVL).

Al respecto, es importante precisar que desde hace unos años dicha exoneración se encontraba limitada a personas naturales, por lo que este grupo de contribuyentes es el único que se ha visto afectado con la pérdida de la exoneración.

Asimismo, cabe recordar que las personas naturales domiciliadas en el país se encuentran gravadas por las rentas que generen a título personal, pero también por aquellas que generen a través de sus vehículos Offshore bajo ciertas condiciones.

En efecto, en Perú se aplica desde el año 2013 el denominado régimen de transparencia fiscal internacional, conforme al cual si una entidad Offshore califica como una “entidad controlada” se convierte en un ente transparente para efectos del impuesto peruano y, por ende, las rentas que genera en el extranjero se atribuyen directamente a su accionista propietario (i.e. la persona natural domiciliada en Perú).

Ahora bien, aun cuando la exoneración dejó de estar vigente, se debe tener en cuenta que existe otro régimen especial aplicable a las personas naturales domiciliadas en Perú, coloquialmente conocido como el régimen MILA (Mercado Integrado Latinoamericano)[1].

Al respecto, la norma peruana prevé que las ganancias de fuente extranjera, vale decir, producto de la venta de valores emitidos fuera del país, pero que se encuentren inscritos en el Registro Público del Mercado de Valores del Perú y siempre que la transferencia se realice en la BVL, o, aquella ganancia por la venta de valores registrados fuera del Perú cuando su transferencia se realice en una bolsa de valores con la que se haya celebrado un convenio de integración, recibirán el tratamiento de renta neta de segunda categoría.

El convenio de integración que nuestro país tiene vigente en la actualidad es el MILA, que implica que, sin importar el país del emisor del valor extranjero que se venda, si la venta se realiza en las bolsas de valores de Chile, Colombia, México o Perú, las personas domiciliadas en Perú pagarán la tasa de 6.25% por dicha ganancia, en lugar de sumarla a las rentas globales cuyas tasas son de 8% a 30%.

En este punto resulta importante resaltar que la referida tasa especial de 6.25% también será aplicable a las personas naturales que obtengan las mencionadas ganancias mediante sociedades Offshore. Como se ha mencionado, estas califican como “entidades controladas” y son transparentes para fines tributarios peruanos. De ese modo, las rentas extranjeras obtenidas por dichas entidades se atribuyen a los accionistas peruanos como propias.

Por ello, dado que, en virtud de la transparencia fiscal internacional, en nuestro país se prescinde de la existencia de la entidad Offshore, resulta lógico concluir que a las rentas generadas a través de dichas entidades les resultan aplicables las reglas que corresponden a la persona natural domiciliada que las “controla”, justamente como consecuencia de ser transparentes.

En ese sentido, debido a la transparencia, las rentas “MILA” generadas por las entidades controladas Offshore quedarán gravadas en nuestro país, pero bajo la tasa especial de 6.25% junto con las rentas de segunda categoría. Dicho tratamiento, además de resultar de una interpretación lógica de la norma, ha sido señalado expresamente en el artículo 64 del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta referido a la atribución de las rentas.

A partir del 2024, en un escenario sin exoneración, las personas naturales domiciliadas no tributarán con tasas de 8% a 30% por todas sus ganancias extranjeras por ventas, pues mantendrán el beneficio de poder pagar el impuesto con la tasa de 6.25% respecto a aquellas rentas “MILA” obtenidas a título personal o por intermedio de sus Offshore, siendo que en este último caso deberán seguir el procedimiento de prorrateo que señala la norma.

Como resultado, las personas naturales ya no contamos con la exoneración, lo que no es una buena noticia, pero seguimos contando con otros beneficios que resulta importante que evaluemos[2].

[1] Para mayor información se puede revisar: https://www.bvl.com.pe/mercado/mercado-integrado-latino-americano-mila

[2] Como se sabe a la fecha se ha presentado el Proyecto de Ley No.7333/2023-CR que pretende restituir el régimen exoneratorio, pero aún no ha sido votado ni aprobado por el pleno congresal.

(...) debido a la transparencia, las rentas “MILA” generadas por las entidades controladas Offshore quedarán gravadas en nuestro país, pero bajo la tasa especial de 6.25% junto con las rentas de segunda categoría.

Relacionados